Bienvenido al Portal de Salud de Extremadura

Logo de la Junta de Extremadura

Destacados

DÍA DE LA ATENCIÓN PRIMARIA DE SALUD

Atrás

Fecha: 12/04/2017

Descripción

Nuestro Sistema Nacional de Salud (SNS) no tendría las características y los valores que hoy tiene si no fuera en gran medida debido a la importante labor que tiene la Atención Primaria de Salud (APS). Esta APS es aún más importante si hablamos de una región como la nuestra, donde el grado de dispersión geográfica es muy importante.

 

Es así que nuestro sistema sanitario, para que pueda ser reconocido como universal, accesible, equitativo y eficiente, necesita de una APS potente y dinámica. Manteniendo un enfoque centrado en la persona, la APS es capaz de conducir y liderar la atención sanitaria, integrando los ámbitos sanitario y social.Las enfermedades sólo existen en el contexto de las personas, de sus poblaciones y no de forma aislada. La APS, además de facilitar el primer contacto con la persona y sus modos de enfermar, debe garantizar la continuidad de los cuidados a lo largo de toda su vida.

Son estos elementos los que hacen reconocible a la APS y deja su impronta claramente en nuestro sistema sanitario. Y, al mismo tiempo, para la opinión pública es más imperceptible que el deslumbramiento que produce la tecnología hospitalaria, teniendo un papel social y sanitario de tanto calado.

Un sistema de salud construido sobre la APS tiene como características la accesibilidad, la longitudinalidad, el control eficiente de la incertidumbre y la polivalencia. Es posible un modelo eficiente, que optimice el proceso diagnóstico, que evite la medicalización de la vida; un modelo basado en una interacción cercana y continua con el ciudadano, verdadero protagonista de cualquier sistema sanitario público.

Pero si necesaria es la APS con los condicionantes que hemos dicho, mucho más lo es, si nos atenemos a los cambios sociales, demográficos  y del conocimiento médico y la tecnología que lo soporta.

Debemos adaptarnos a los nuevos retos: mayor frecuencia de pacientes con enfermedades crónicas en una población cada vez más envejecida y con elevados índices de dependencia y de necesidades sociales y sanitarias. Pero además, mayor número de personas que tienen varias enfermedades, la verdadera complejidad de nuestro sistema sanitario. El futuro nos obliga a encontrar fórmulas que hagan posible la sostenibilidad y la equidad del sistema sanitario.

La APS debe caminar hacia una atención sanitaria menos fragmentada, que permita la integración real de los servicios y prestaciones del sistema sanitario público. Apoyándose en las tecnologías de la comunicación, debe liderar entornos colaborativos tanto con la atención hospitalaria como con los servicios sociales, facilitando la participación activa del paciente y la toma de decisiones compartidas.

Será necesario reorientar el enfoque de nuestro entorno de trabajo, disminuyendo el peso de las actuaciones sobre enfermedades agudas, hacia procesos apoyados en una mayor autonomía del paciente/ciudadano, que cada vez debe ser más responsable de su propia salud y de su sistema sanitario. Además de ser referentes de salud de su comunidad, los equipos de atención primaria deberán centrarse en actividades que aporten valor a la salud de las personas y a la comunidad en la que viven: más trabajo comunitario, mayor responsabilidad sobre pacientes de alta complejidad clínica y social, siendo los coordinadores de los recursos sanitarios y sociales de los que nuestra sociedad dispone en este momento. Y también deben ser capaces de incorporar nuevos conceptos como la estratificación de la población, permitiendo conocer apriorísticamente los riesgos de descompensaciones que tienen los pacientes con enfermedades crónicas, así como integrar herramientas de desarrollo incipiente que favorecen la autonomía, como la teleasistencia y otros modelos de comunicación multicanal.

Bárbara Starfield hizo en 2011 un llamamiento a los profesionales de APS que hoy mantiene su total vigencia: «es momento de que los médicos de AP tomen el liderazgo y lleven la atención sanitaria hacia donde es necesario que vaya: atender y cuidar a los pacientes y las poblaciones en lugar de atender y cuidar enfermedades. Y ello no sólo es biológicamente más correcto, sino que es más efectivo, más eficiente, más seguro, y más equitativo».

Hoy celebramos el Día de la APS, bueno es que reflexionemos sobre estos retos a los que se enfrenta la sociedad y que la APS tiene que afrontar. Feliz día de la APS.

 

José María Vergeles Blanca
Consejero de Sanidad y Políticas Sociales
Junta de Extremadura




.