Bienvenido al Portal de Salud de Extremadura

Logo de la Junta de Extremadura

FILOSOFÍA DE LA ESCUELA

 

"La función propia de la enfermería consiste en atender al individuo enfermo o sano, en la ejecución de aquellas actividades que contribuyen a su salud o a su restablecimiento (o a evitarle padecimientos a la hora de su muerte), actividades que él realizaría por si mismo si tuviera la fuerza, voluntad o conocimiento necesarios. Igualmente corresponde a la enfermera cumplir esta misión en forma que ayude al enfermo a independizarse lo más rápidamente posible".

 

 Hemos querido comenzar nuestra declaración de principios con estas palabras de Virginia Henderson, por considerar que fundamentan la idea que de la Enfermería y sus funciones desarrollamos en esta Escuela.

 

Sin embargo elaborar una filosofía que explique a los demás el porqué de nuestras actuaciones profesionales exige que intentemos definirnos además, ante conceptos como el hombre, la salud, la Enfermería y sus cuidados.


Consideramos al individuo como un ser biológico y psíquico que vive inmerso en un sistema social que le influye positiva o negativamente, dependiendo de múltiples factores (culturales, geográficos, sociales, económicos, políticos, religiosos, etc.), estableciéndose una relación entre el hombre y su medio que determinará su grado de bienestar.

 

Por todo ello creemos que la salud es un fenómeno psico-biológico-social dinámico, relativo, muy variable en la especie humana. Corresponde a un estado ecológico-fisiológico-social de equilibrio y adaptación de todas las posibilidades del organismo humano frente a la complejidad del ambiente social.

 

Estas tres consideraciones (biológica, psíquica y social) convierten al ser humano en una persona única e irrepetible y generador de una serie de necesidades que es preciso cubrir y que el individuo satisface por si mismo si, como dice V. Henderson "tiene la fuerza, el conocimiento y la voluntad suficientes para hacerlo".

 

En muchas ocasiones el ser humano es incapaz de atender sus propias necesidades y precisa ayuda para conservar su equilibrio. A esta actividad que no es otra que la de cuidar, se la denomina Enfermería. Consideramos pues que la Enfermería es la profesionalización (dar carácter de profesión) de la actividad de cuidar.

 

"Los cuidados básicos de Enfermería considerados como un servicio derivados del análisis de las necesidades humanas, son universalmente los mismos, porque todos tenemos necesidades comunes, sin embargo, varían constantemente porque cada persona interpreta a su manera esas necesidades. En otras palabras, la Enfermería Básica se compone de los mismos elementos identificables, pero estos se han de adaptar a las modalidades y a la idiosincrasia de cada persona" (V. Henderson).

 

Es precisamente esta idea sobre los cuidados, la que nos mueve a la hora de formar a nuestros estudiantes, por considerar que la Enfermería así entendida, es tan universal como los cuidados y aplicable sea cual fuere el lugar de actuación.

 

Queremos contribuir con la formación de los estudiantes de este Centro, a una mayor calidad de los cuidados prestados, a la humanización de la asistencia y a reforzar con la metodología científica todas nuestras actuaciones, lo que sin duda ayudará a mejorar la imagen que como profesionales tenemos dentro del equipo de salud y de la sociedad.

 

Por todo ello, nuestro objetivo institucional será formar profesionales capacitados para dispensar cuidados de Enfermería de la mejor calidad posible al individuo, familia y comunidad, tanto en situación de salud como de enfermedad, orientándolo siempre hacia el autocuidado y la rehabilitación y, en los casos necesarios, evitándole padecimientos en el momento de la muerte.

 

Por último y considerando que la necesidad de los cuidados de Enfermería es universal, nos comprometemos a educar profesionalmente a nuestros estudiantes tomando como premisas los siguientes postulados éticos (preámbulo del Código Deontológico del Consejo Internacional de Enfermería, año 2000):

  • El respeto por la vida, la dignidad y los derechos del ser humano son condiciones esenciales de la enfermería.
  • Al prestar cuidados de enfermería, no se hará distinción alguna fundada en consideraciones de nacionalidad, raza, religión, color, edad, sexo, cultura, opinión política o condición social.

 

Para el Código del CIE, la profesión de enfermería tiene cuatro elementos principales que ponen de relieve las normas de conducta ética:

 

1. La enfermera y las personas

 

La responsabilidad profesional primordial de la enfermera, será para con las personas que necesiten cuidados de enfermería.

 

Al dispensar los cuidados, la enfermera promoverá un entorno en el que se respeten los derechos humanos, valores, costumbres y creencias espirituales de la persona, la familia y la comunidad.

 

La enfermera se cerciorará de que la persona, la familia o la comunidad, reciben información suficiente para fundamentar el consentimiento que den a los cuidados y a los tratamientos relacionados.

 

La enfermera mantendrá la confidencialidad de toda la información personal y utilizará la discreción al compartirla.

 

La enfermera compartirá con la sociedad la responsabilidad de iniciar y mantener toda acción encaminada a satisfacer todas las necesidades de salud y sociales del público, en particular de las poblaciones vulnerables.

 

La enfermera compartirá también la responsabilidad de mantener el medio ambiente natural y protegerlo contra el empobrecimiento, la contaminación, la degradación y la destrucción.

 

2. La enfermera y la práctica

 

La enfermera será personalmente responsable y deberá rendir cuentas de la práctica de enfermería y del mantenimiento de su competencia mediante la formación continuada.

 

La enfermera mantendrá un nivel de salud personal que no comprometa su capacidad de dispensar cuidados.

 

La enfermera juzgará la competencia de las personas al aceptar y delegar responsabilidades.

 

La enfermera observará en todo momento normas de conducta personal que acrediten a la profesión y fomenten la confianza del público.

 

Al dispensar los cuidados, la enfermera se cerciorará de que el empleo de la tecnología y los avances científicos son compatibles con la seguridad, la dignidad y los derechos de las personas.

 

3. La enfermera y la profesión

 

A la enfermera le incumbe la función principal de establecer y aplicar normas aceptables de práctica clínica, gestión, investigación y formación de enfermería.

 

La enfermera contribuirá activamente al desarrollo de un núcleo de conocimientos profesionales basados en la investigación.

 

La enfermera, a través de la organización profesional, participará en la creación y mantenimiento de condiciones de trabajo social y económicamente equitativas en la enfermería.

 

4. La enfermera y sus compañeros de trabajo

 

La enfermera mantendrá una relación de cooperación con las personas con las que trabaje en la enfermería y en otros sectores.

 

La enfermera adoptará las medidas adecuadas para preservar a las personas cuando un compañero u otra persona pongan en peligro los cuidados que ellas reciben.

 

Entendemos que este Código es una guía para actuar sobre la base de los valores y necesidades sociales. Sólo tendrá significado como documento vivo si se aplica a las realidades de la enfermería y de la atención de salud en una sociedad cambiante. Para lograr su finalidad, el Código ha de ser asimilado y utilizado por las enfermeras en todos los aspectos de su trabajo. Debe permanecer al alcance de los estudiantes y de las enfermeras a lo largo de sus estudios y de su vida profesional.